Su padre murió de cáncer pero él planeó regalos hasta el cumpleaños 21 de su hija

A pesar de ya no estar físicamente, este padre le dejó obsequios a su hija que llegarían cada cumpleaños en los próximos cinco años.

Por desgracia, Bailey Sellers pasó por el gran dolor de perder a su padre cuando sólo tenía 16 años de edad. Desde ese momento hasta este año, la joven había recibido año tras año flores y una carta escrita a mano por parte de su padre.

Él lamentaba no poder estar en un día tan especial para su hija, sin embargo, deseaba estarlo de alguna forma y por eso tuvo la idea de dejar regalos anticipados hasta que Bailey cumpliera 21 años.

“Debido a un cáncer de páncreas, Michael Sellers murió en el 2012 a la edad de 56 años mientras que dejó desamparada a su hija de 16.”

El hombre jamás dejó de pensar en su pequeña y por eso antes de sus últimos días de vida dejó todo preparado para que cada 26 de noviembre, el cumpleaños de Bailey, llegara a su puerta unas bellas flores junto con una carta que él escribió a mano. El último envío sería cuando ella cumpliera 21 años de edad y el pasado 26 de noviembre recibió el último regalo de su padre.

En su última carta, el padre escribió:

“Hija, ya no estés triste, deja de llorar por mí. No te preocupes mi amor que habré de dedicarte más cartas cuando volvamos a vernos. Quiero que estés tranquila pues me encuentro en un lugar mejor.

Te llevo en mi corazón siempre, fuiste el regalo más grande que pude recibir en mi vida, mi tesoro y mi orgullo.

¡Tú cumpleaños número 21! Estoy seguro de que harás bien las cosas ahora que ya eres toda una mujer, nunca dejes de respetar, apoyar y amar a tu madre, cuídala mucho y dile que siempre será el gran amor de mi vida.

No dejes de ser fiel a tus ideales, lucha por lograr tus metas en la vida, yo cuidaré de cerca cada uno de tus pasos y cuando necesites de mí, podrás encontrarme en tus silencios. Estaré contigo en cada momento porque no me he ido del todo, continúo a tu lado aunque no puedas verme.

Quiero que seas muy feliz hija, que disfrutes la vida y vivas al máximo, en donde quieras que esté contigo, lo estaré, sólo debes mirar dentro de tu interior.

Feliz cumpleaños princesa, te ama, papá.”

Esta hermosa y conmovedora carta llegó con un ramo de orquídeas, chirosas, lirios, rosas blancas y lilas, adornadas con un listón color morado, mismo color que representa la lucha contra el cáncer de páncreas.

Además de las flores y la carta, su padre anexó una fotografía en la que aparecen ambos durante un paseo a la playa cuando ella era una niña.

Cuando Michael fue diagnosticado con cáncer, Bailey dejó la escuela para cuidarlo y continuó en casa sus estudios.

La madre de Bailey comentó que a su esposo le tomó días dejar todo bien organizado pero que finalmente valió la pena y cumplió con el propósito pues su hija no sólo se sintió amada en un día tan especial sino también acompañada por su padre.

Fue en el 2013 cuando la joven recibió el primer obsequio que dejó para ella su padre, en la nota este anunciaba que llegarían más, finalizando con un ¡Feliz Cumpleaños!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *